El diseño de la portada

Si te gusta descubrir por ti mismo o idear tus propias teorías sobre el significado de las portadas de las novelas… No sigas leyendo.

El aspecto de Èvole en la portada y prácticamente la totalidad del diseño han sido cosa de Andrea Cueli Bardo. Tras hablar con ella y comentarle que no quería una típica portada con una exuberante mujer ligera de ropa y con atributos exagerados, porque no me parecía correcto simplificar al personaje ni reducirla a la simple sexualización, y además porque si Èvole estuviese entre nosotros en carne y hueso tampoco a ella le haría ninguna gracia. Decidimos que apareciera su imagen solo hasta los hombros, volviéndose para mirarnos. Lo que más me llamó la atención desde el principio fue su mirada, me atrapaba. Aquella forma de mirarte desde la portada era todo un desafío, instándote a adentrarte en su mundo, en su historia. Desafiante, misteriosa, peligrosa y amenazadora, todo ello reunido en aquellos ojos.

Diseño final de Andrea Cueli a color.

Me encantó. Podríamos decir que estuvimos rechazando dibujos y retocándolos hasta la extenuación, que nada nos acababa de cuadrar, pero no fue así. La esencia misma de mi personaje se encontraba en aquellos trazos.

Llegábamos así al siguiente paso, el título. Ahí sí que no tenía ni idea, no sé cuánto tiempo estuve en pausa, sin saber qué quería ni cómo. Y volvió a suceder, esta vez fueron unos minutos de avalancha de ideas entre Andrea y yo. Hasta que fue ella quien tuvo la visión de las dos grandes “E” con un paisaje dentro de cada una. Entonces lo vi, las grandes letras enfrentadas representarían los dos mundos conocidos por Èvole, las Tierras Baldías y La Ciudad.

Quizá debería haber adornado un poco más el relato con sueños o revelaciones para que no os resultase un proceso tan de andar por casa, pero así fue. De igual manera nos encantó el resultado final y espero que esa mirada os desafíe a vosotros también.

Personajes principales

Un aspecto interesante que encontramos en esta novela es la dualidad que se aprecia a lo largo de la historia y el mundo de Èvole. Donde más claramente se nos muestra es en los personajes principales, cuyas personalidades antagónicas enriquecen la historia ofreciéndonos dos visiones diferentes de enfrentarse a las circunstancias que les rodean.

Esquema representativo de las personalidades de los principales protagonistas.

A pesar de tener un origen similar y haber crecido en la pobreza y la marginación, las experiencias vividas por cada uno de ellos y la forma de afrontarlas es lo que les marcará y hará que desarrollen su propia forma de enfrentarse al mundo y de desenvolverse en la sociedad.

Liquidadores

Extracto procedente del diario “Cultura Ciudadana”

“Por si no tuviéramos bastante con la grave situación de algunos sectores de La Ciudad, y las numerosas sustancias adictivas que allí se comercializan, surgen de este caldo corrupto y  falto de recursos los conocidos como liquidadores, que no son otra cosa que simples asesinos a sueldo. Algunos nos achacan su existencia a nosotros, la élite ciudadana, con total descaro cuando es en nuestros sectores donde menos índice de criminalidad hay. En algunos medios de comunicación, por llamarlos de alguna manera, incluso se nos acusa de ser los precursores de esa leyenda urbana conocida como Robótica Ilegal. Por supuesto los débiles de mente que no han llegado a nada debido a sus inclinaciones poco éticas y a su falta de ambiciones, buscan entre nosotros, los ciudadanos de éxito, a los culpables de su desgracia. Sepan todas esas personas pueriles que ocupan los estratos más bajos de nuestra pacífica sociedad, que los liquidadores son simples ciudadanos de segunda que aspiran a alcanzar fama y prestigio mediante la violencia, realizando los trabajos más bajos, no para las élites, sino para las mafias que campan a sus anchas por sus sucios y mugrientos barrios. Y si de verdad creen que nosotros alimentamos a estos asesinos que tengan a bien de mostrarnos pruebas.

Cambiando un poco de tercio pero sin desviarme de la atención que merecen esta zonas peligrosas y que menoscaban la armonía de nuestra ciudad, hago una pequeña reflexión para que nuestros gobernantes tengan a bien de reforzar esas leyes sobre esterilización […]”

 

( Resto de artículo eliminado)